Gobernanza Social

Gobernanza Social Foto

Gobernanza Social

La relación entre mundialización y desarrollo social ha suscitado debates internacionales en diferentes foros y en distintos momentos, Estos debates reflejan un apoyo general a la promoción de las normas fundamentales del trabajo y un mayor reconocimiento del desarrollo social como elemento necesario para el desarrollo sostenible. Sin embargo, también ponen de manifiesto la dificultad de abordar la interacción entre el comercio y las cuestiones sociales de modo que se tengan debidamente en cuenta las preocupaciones de todas las partes (Moreno Valero, 2002).

La principal preocupación es la posibilidad de que la relación entre el comercio y las cuestiones sociales se utilice como pretexto con fines proteccionistas o de que se abra la puerta a una mayor utilización de sanciones comerciales. La Unión Europea ha asumido desde hace tiempo el compromiso de promover las normas fundamentales del trabajo y, más en general, el desarrollo social. La propia UE se basa en el respeto de los derechos fundamentales. El crecimiento económico y la cohesión social, junto a un mayor nivel de protección y mejora de la calidad ambiental, son pilares complementarios del desarrollo sostenible y resultan esenciales para el proceso de integración europea.

La mejora del nivel de vida y el aumento del nivel de empleo y de protección social para mejorar las condiciones de vida y de trabajo y promover la calidad de vida son objetivos de la UE. El respeto de las normas laborales es uno de los elementos del modelo social europeo y desde los primeros años de existencia de la Comunidad ha dado pie a un volumen considerable de legislación comunitaria, desde normas sobre salud y seguridad en el trabajo a normas sobre igualdad de oportunidades y no discriminación.

En relación a la igualdad de oportunidades en el empleo, hay que destacar que la igualdad de retribución, el adecuado reconocimiento de las capacidades y competencias de la mujer, y las políticas que posibilitan la conciliación del trabajo y de la vida de familia deben favorecen la incorporación de las mujeres al mercado de trabajo, lo que impulsaría ostensiblemente la economía. El creciente índice de actividad económica femenina es un factor significativo en el crecimiento económico mundial. Por otra parte, la pobreza, la deficiente gobernanza y la amplitud de los sectores económicos sumergidos a menudo constituyen las principales causas de la ineficaz aplicación de las normas fundamentales del trabajo en los países en desarrollo. En muchos de ellos, gran parte de la economía local está sumergida y desregulada.

El principal objetivo de la política de desarrollo de la Comunidad Latinoamericana debe ser la reducción de la pobreza. El desarrollo social (incluidos el empleo, el acceso a los servicios sociales, la integración social y la normativa social) es un elemento esencial de los esfuerzos por reducir la pobreza. Por eso el objetivo de reducción de la pobreza que contempla la política de desarrollo debe incluir el apoyo al desarrollo económico, social y ambiental sostenible.

La Escuela de Líderes de las Américas para la Excelencia en la Gobernanza contempla la necesidad de ampliar, promover y capacitar nuevos liderazgos sociales a partir de la vinculación de la sociedad civil en el desarrollo de la construcción de políticas públicas y privadas que consideren el quehacer social bajo el amparo de acciones y decisiones que postulen lo social, como el holismo del desarrollo de los pueblos.

________________________________________
Gobernanza social: Moreno Valero, P. A. (2002). La gobernanza social en el contexto de la mundialización. Revista del Ministerio de Trabajo e Inmigración, 36, 117-136. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=257870